cómo crear espacios saludables para mejorar tu calidad vida

Vivir en espacios saludables y sanadores puede mejorar tu calidad de vida. Los lugares en los que vivimos y trabajamos influyen en nuestro estado de ánimo incluso en nuestra salud. Así, dependiendo de cómo sean, su influencia será positiva o todo lo contrario. El diseño de interiores es retroactivo.

espacios saludables=calidad vida

Mens sana in casa sana. Al igual que mente sana en cuerpo sano, unos espacios sanos contribuyen a mejorar tu salud. Varios estudios realizados por investigadores universitarios, demuestran cómo los aspectos del diseño de interiores en entornos sanitarios pueden influir en resultados médicos. El informe redactado por Ulrich y Zimring en 2004 sobre cómo influye el entorno en la salud, menciona el buen y el mal diseño de interiores. No se trata simplemente de lo que se coloca en un espacio, influyen muchos más factores.

¿cómo crear espacios saludables?

coaching deco coaching ane valverde interiorismo  espacios saludables calidad vida
El Deco Coaching: psicología y diseño de interiores

Los humanos tenemos una fuerte necesidad de sentirnos seguros, reducir el estrés. Nuestro hogar como refugio. Es el lugar en el que reponemos fuerzas para seguir adelante. Un entorno sano nos ayuda a relajarnos y descansar mejor. De ahí la importancia de un buen diseño de interiores

¿para empezar: qué es el diseño de interiores?

El diseño de interiores o interiorismo va más allá de la decoración. No se trata simplemente de colocar lo que nos gusta sin ton ni son. La distribución y la forma del mobiliario utilizado, el orden, los materiales, la iluminación y por supuesto el color, influyen en nuestro estado de ánimo y salud. Las palabras clave son funcionalidad y armonía estética.

Un buen diseño de interiores

Para definir un buen diseño de interiores lo primero a considerar son la distribución de los espacios y la de los elementos que lo conforman, tanto para los espacios de vida como los de trabajo. En primer lugar la ubicación. Es mejor separar las zonas de día de las de uso noche, para lo que habría que elegir la orientación adecuada hacia la luz del sol.

En segundo lugar: se trata de aprovechar de forma óptima hasta el último cm2 y que la función para la que está destinado se pueda realizar de la forma más eficiente posible.

Una cocina funcional no es aquella de muchos metros cuadrados, carísimos y deslumbrantes materiales y electrodomésticos. Un espacio cocina que funciona  es aquel que cuenta con una correcta distribución de los elementos, las distancias y las formas apropiadas.

Los materiales

Los espacios se destinan a diversas actividades y tareas. Para llevarlas a cabo de forma apropiada es primordial que los materiales y elementos que componen las estancias sean los adecuados. Tanto en su aspecto funcional como en la repercusión que pueden tener en nuestros sentidos. Por ejemplo: el pavimento de una zona de estar se podrá revestir con un práctico material cerámico o piedra natural, si bien serán necesarios materiales absorbentes para conseguir un correcto confort acústico. Los espacios en los que hay demasiada reverberación no ayudan a relajarnos.

La iluminación

Para que un espacio se pueda considerar saludable es vital optimizar la luz natural, que se asocia al buen humor y reduce la fatiga visual. Por lo que hay que hacerla entrar como sea.

paredes revestidas de papel vinílico motivos florares en baño diseñado por Ane Valverde

Aunque no por tener muchos y grandes huecos al exterior, automáticamente se convierte en espacio saludable y confortable. Un espacio de estar comedor lleno de grandes ventanales necesitará en primer lugar de un acristalamiento que evite la transmisión de ruidos provenientes del exterior y de elementos de protección solar que tamicen una exagerada entrada de luz.

Una estudiada iluminación artificial compensará la ausencia de la natural.  Y no se trata de llenar de lámparas, sino de instalar las apropiadas para cada tarea. Un espacio puede pasar de nada a muy acogedor simplemente con la colocación apropiada de las fuentes de luz artificial. Hay tareas y acciones que requieren de potentes luces directas, mientras que para otras es más conveniente la instalación de una iluminación indirecta.

Los colores

El color es otro de los elementos que más influyen en nuestro estado de ánimo.

Las investigaciones de la doctora Eve Edelstein, impulsora de la neurociencia aplicada al diseño, demuestran cómo la luz influye en nuestra salud. Un espacio oscuro produce relajamiento o al contrario uno claro despierta. De ahí la importancia del uso de la iluminación y el color: combinación clave para conseguir espacios de confort.

Las posibilidades de elección de un color son infinitas. Cada personalidad tiende por una gama y tonalidad. Investiga y prueba antes de decidirte. Escoge colores que te gusten y con los que te vayas a sentir bien, tanto para los elementos arquitectónicos; paredes, techos, puertas etc…Es importante crear una coherencia con el mobiliario y tapicerías…..se trata de crear espacios equilibrados

Que entre la Naturaleza

Somos parte de Ella. Muchos estudios demuestran que el contacto con la Naturaleza, aunque sea poco, reduce el estrés y aumenta la sensación de bienestar. Si tienes una terraza o un jardín: cuídalos. Además harás ejercicio.

Lo ideal sería poder disfrutar de vistas a entornos de vegetación.  Coloca plantas, crea un pequeño huerto urbano en ventanas y balcones …menos es nada. Si no hay ninguno de los anteriores, puedes optar por un papel pintado con temática de naturaleza, pintar de verde una pared. Coloca en el interior plantas en maceta o un jardín vertical para interiores. Incluso uno artificial será más beneficioso que una triste pared blanca

architecture d´intérieur pays basque rénovations
pared pintada de verde y vistas a la terraza: comedor diseñado por Ane Valverde

Deleita tus sentidos

Rodéate de objetos que te resulten agradables y te traigan bonitos recuerdos: los verás de forma continuada. Coloca fotos, Arte y artesanía….objetos con Alma que cuentan historias. Es agradable rodearse de cosas que tienen especial significado. Y sobre todo:

“No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o que no consideres bello”. 

La frase es de William Morris, uno de los fundadores del Movimiento Arts&Crafts. Consideraba que la belleza era tan necesaria para vivir como el alimento. Algo que debería de estar al alcance de toda la humanidad y gracias a la que ser más felices.

Orden reparador

Los entornos desordenados y poco limpios producen tristeza, desasosiego y confusión. El caos es descorazonador además de que limita la eficacia de las tareas y genera un “ruido visual”. Retira lo que no necesites y estorba. Ya sean muebles o cualquier elemento decorativo. Orden dentro de los armarios, con los objetos y ropa que usas a diario. Elimina los “esto lo guardo por si acaso”

Estantes y encimeras repletos de objetos dan más trabajo que otra cosa. Un espacio funcional y ordenado ayuda a optimizar energías, esfuerzo y ayuda a ahorrar tiempo. Además de que evita muchas discusiones. Tenerlo todo organizado y que cada cosa esté en su sitio elimina el estrés.

Los espacios en los que vivimos y trabajamos influyen en nuestro estado de ánimo y bienestar

hygge quedate a gusto en casa cuarentena coronavirus
un espacio sanador en el que hacer lo que te gusta

Empieza poco a poco

Tendemos a acumular cosas, es un mal de la sociedad de consumo. Se compra para suplir carencias. Compra lo que de verdad necesitas y de buena calidad. Se trata de conjugar el ser y estar en lugar del tener. Disfrutar de los pequeños placeres del día a día: una vida más hygge.

Empieza por adecuar un rincón en un espacio sanador; una butaca cerca de la ventana, con materiales que te resulten agradables. Un espacio en el que hacer lo que más te gusta…leer, meditar, arreglar cosas, escuchar música, ver películas o tricotar. Evita los ruidos altos de la tele, gritar de una habitación a otra…busca la forma de que haya más silencio que ruido.

Se trata de mejorar la sensación de bienestar. Confort psicológico que es una mezcla entre lo que nos resulta familiar con lo que nos puede estimular.

A salvo en casa, con la temperatura correcta. Puedes conseguir espacios más acogedores con simples cambios.

El confinamiento nos ha hecho pasar mucho más tiempo en nuestras viviendas. Se ha evidenciado que muchas no están preparadas para ello.

Aprovecha el momento para hacer pequeños cambios y convertir tu casa en un espacio sanador. Repercutirá de forma beneficiosa en tu vida.

FUENTES CONSULTADAS

health design

university of minnesota: estudio sobre entornos sanadores

Cómo influencian la luz, el sonido, la localización  en cuanto a la salud. Fue la primera en diseñar cursos de neurociencia aplicados al diseño en la New School of Architecture and Design de San Diego: Eve Edelstein

aviso legal política de privacidad

The following two tabs change content below.
transformo espacios para mejorar tu calidad de vida optimizando tus recursos
error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad